El voto -con los pies- del migrante

8

February 11, 2014 by Carlos Jovel Munguia

Los salvadoreños estamos ante una nueva elección presidencial. Volviendo a finales del Siglo XVIII y principios del Siglo XIX, podemos entender las ideas fundacionales que inspiran las alternativas que se nos presentan.

140211-Chávez-y-Bolívar

El Presidente Chávez (QDDG) junto a un retrato de Bolívar, el libertador

En el sur, Simón Bolívar, el gran libertador sudamericano, además de un gozador de la vida con dotes de poeta, fue un gran general de guerra. En 1825, habiendo liberado Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú, funda Bolivia y le redacta una Constitución, con la intención de que sirva como modelo para toda América.  En esta, inspirado por la constitución de Haití, Bolívar propone un presidente vitalicio a quien también faculta a elegir a su sucesor: “El presidente de la República viene a ser en nuestra Constitución, como el sol que, firme en su centro, da vida al Universo”. Bolívar era un centralista, creía en un estado fuerte, y si bien reconocía que “el sistema federal bien que sea el más perfecto y capaz de proporcionar la felicidad humana en sociedad”, percibía que era “el más opuesto a los intereses de nuestros nacientes Estados”. En su mismo Manifiesto de Cartagena (1812), atribuye el fracaso de la Primera República, el haber seguido “las máximas exageradas de los derechos del hombre, que autorizándolo para que se rija por sí mismo rompe los pactos sociales, y constituye a las naciones en anarquía”. En definitiva, el libertador, dudaba de la libertad cuando se trataba de reconocérsela al individuo.

Los Padres Fundadores de los Estados Unidos

Los Padres Fundadores de los Estados Unidos

Cerca del siglo XVIII, en el norte, los esfuerzos de otro General -George Washington- con reputación de hombre íntegro, pero menos contundente que Bolívar en el campo de Batalla, y más bien prudente en el uso del poder, y de grandes hombres como Thomas Jefferson, John Adams, James Madison, Benjamin Franklin y otros, quienes inspirados en las ideas de John Locke y Adam Smith, dan vida a lo que hoy conocemos como los Estados Unidos de América. Agobiados por el intervencionismo del Rey Jorge III de Inglaterra en su libertad del día a día, su declaración de independencia es una acusación legal, un esencialmente “no me das alternativas”, en la que declaran que todos los seres humanos fueron creados iguales, que poseen derechos inalienables, entre ellos la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad: y que los hombres, instituyen gobiernos para proteger estos derechos.

En claro contraste con Bolívar, la principal preocupación de los padres fundadores americanos, era la libertad de cada persona para buscar su felicidad y no los intereses del Estado: de hecho, James Madison, pensaba que la esencia del gobierno es el poder, y dado que tiene que estar en manos de hombres, siempre es susceptible a uso indebido; por tanto, el poder debía ser limitado. Es así, que surgen “los pesos y contrapesos” de la democracia más grande del mundo. Por la misma razón, John Adams abogaba por un imperio de leyes, no de hombres, a esto, llamamos Estado de Derecho. Mientras Bolívar buscaba un presidente vitalicio (presumiblemente él mismo), George Washington en su “farewell address” declina optar a un tercer mandato, ganándose el reconocimiento del Rey Jorge III de Inglaterra, quién al conocer la noticia, declaró que “de hacerlo, será el hombre más grande en la tierra”.

Estas diferencias fundacionales, marcan la creencia sobre el deber ser del Estado en Estados Unidos y Venezuela, y sin duda, han sido fundamentales en el desempeño económico y el nivel de paz social de cada país.

En mis años en Washington DC, nada me enorgullecía más que decir que era salvadoreño. Allá, con la dignidad que otorga el trabajo y la sonrisa que nos caracteriza, los salvadoreños nos rebuscamos para prosperar. Nadie migró a EEUU buscando dádivas del Estado: nos fuimos buscando resolver, con trabajo, por nosotros mismos, los problemas que dejamos en casa. En contraste, la emigración a Venezuela (o Cuba), es virtualmente nula.

Las remesas familiares representan el ~16% del producto interno bruto de El Salvador, 31 veces la inversión extranjera directa: quienes vivimos fuera, literalmente dinamizamos al país. Solo quien lo vive, sabe los sacrificios asociados con cada transferencia. También sabemos que buscar la felicidad es más fácil en un lugar donde impera la ley y donde cada uno se vuelve arquitecto de su propio destino, sin el agobio estatal. La próxima elección nos permite elegir entre la alternativa del FMLN cuyo candidato ve en la convulsionada Venezuela de Bolívar “el faro de luz que allá en los años 60s fue la revolución Cubana” y “la luz revolucionaria y socialista que ilumina América Latina, Caribe y el mundo”, y la alternativa de ARENA, que aunque no guste, nos da la singular oportunidad de presionar a los políticos pro-sistema, a renovarse, abolir de una vez el capitalismo de compadres y apostar por una verdadera democracia liberal: similar a la que vivimos como inmigrantes.

Los migrantes, al votar con nuestros pies, elegimos hacerlo hacia países con sociedades abiertas, horizontales, flexibles, en la que impera el estado de derecho y en donde cada uno –y no el político de turno- define su destino. El 9 de marzo, los que vivimos fuera, a través de los votos de nuestros familiares podemos elegir apostarle a la oportunidad de construir en casa una sociedad fundamentada en los valores de la sociedad que nos recibe. Hagámoslo, puede ser el último chance.

8 thoughts on “El voto -con los pies- del migrante

  1. Guanda says:

    Tan simple como eso. Una comparación sana, respetuosa y contundente. Felicidades.
    No está de más también tomar conciencia que el día siguiente a las elecciones hay que regresar a la realidad, y con esto, convivir también con aquellos que no rezan nuestro mismo credo. Creo que no hay que tomar las elecciones como si estuviéramos hablando de rivalidades deportivas donde la adrenalina del momento lleva incluso a algunos a ofender la integridad del “oponente”.
    Con esto me refiero a que inculquemos a nuestros hijos el verdadero respeto al prójimo aun cuando las diferencias sean tan pronunciadas.

  2. JOSE ANGEL BENITEZ says:

    UN SALUDO A LOS SALVADOREÑOS Y A LA VEZ UNA REFLEXION………
    TAL COMO SE ESTABLECE EN EL PARRAFO ANTERIOR, NOS INVITA A LA TOMA DE UNA DECISION BIEN PENSADA, NO QUIERO DEJAR PASAR ESTA OPORTUNIDAD PARA QUE SE VEA ESTE PROCESO COMO UN PROCESO SERIO Y QUE LLAME AL SIGUIENTE ANALISIS,
    NO DEJEMOS SOLOS A LOS PARTIDOS POLITICOS Y MUCHO MENOS A LOS POLITICOS, YA QUE NOS HAN HECHO PENSAR QUE LA POLITICA ES SUCIA Y DEJAMOS SOLOS A LA CLASE POLITICA PARA QUE HAGAN LO QUE LES PLACE CON EL PUEBLO SALVADPREÑO.
    TENEMOS QUE INCORPORARNO LOS PARTIDOS POLITICOS YA SEAN ESTOS DE IZQUIERDA O DE DERECHA PARA COMPARTIR LAS DECISIONES TOMADAS Y MAS AUN INCORPORAR EN ESTAS DECISIONES UN COMPROMISO DE CORTO, MEDIANO Y LARGO PLAZO PARA NUESTRO PAIS Y ASI LLEGUE QUIEN LLEGUE, TENDRA QUE RESPETAR LAS DECISIONES DEL DEL PUEBLO Y PARA PUEBLO.
    SALUDOS

  3. Armando Granados says:

    No comparto la democracia de Estados Unidos, pues es cultivo de saqueos de los bienes públicos que pertenecen a los más pobres; los bienes del pueblo paran en manos de empresarios privados y transnacionales que llevan sus jugosas ganancias a su bolsa, a Estados Unidos o Europa . Además es refugio y semillero para ladrones de cuello blanco de nuestros países centroamericanos. En El Salvador sacrificaron a más de 70,000 civiles en nombre de esa democracia, en cuenta al Arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero. La democracia liberal ha devuelto a El Salvador miles de pandilleros, hogares desintegrados en El Salvador, muchas mujeres prostituidas en suelo norteamericano y miles de jóvenes sin rumbo, porque los educan las pandillas en las calles; sólo un Estado Fuerte puede liberarnos de esa democracia que es como un “cáncer maligno” en el corazón de nuestro querido El Salvador. No creo en copia de modelo económico ni democrático ni político, cada país debe construir el propio, por eso somos un país atrasado; siempre hemos tratado de copiar modelos europeos o norteamericanos, y lo que hemos conseguido es saqueos de bienes, recursos materiales y humanos como la emigración en los últimos tiempos: nos llevan lo más preciado, la gente trabajadora, a costa de empobrecernos promoviendo miseria y guerras previamente en nuestros países.

    • pedro says:

      Creo que tienes razon en el punto que no se puede copiar modelos de otros paises, pero creo que estas equivocado al criticar la democracia norteamericana ya que bien o mala no somos nosotros quien para juzgarla, mucho menos cuando literalmente dependemos de ella, basicamente no nos queda mas que aceptarala y utilizarla para nuestro propio desarrollo, ya los problemas sociales de El Salvador creo que no son por los modelos a seguir o los que se supone que se pretende seguir, nuestros problemas radican en el pobre trabajo de nuestros funcionarios publicos, y aca abarcamos a todos los partidos politicos, no se trata de juzgar el “sistema capitalista” en si, es de juzgar las personas que lo han tratado de desarrollar, son ellos los que han realizado un pesimo trabajo distorsionando totalmente el Estado de Derecho que es lo que realmente se pretende consolidar, ya sea con politicas “economicas de derecha o izquierda” nuestro problema no radica en eso, radica en el respeto al Estado de Derecho, si se resuelve este problema la politicas economicas “capitalistas” serviran para inversion en politicas sociales izquierdistas.
      Creo que la parte a analizar de parte de Carlos en este articulo es “la alternativa de ARENA, que aunque no guste, nos da la singular oportunidad de presionar a los políticos pro-sistema, a renovarse, abolir de una vez el capitalismo de compadres y apostar por una verdadera democracia liberal: similar a la que vivimos como inmigrantes.” ya la comparacion entre Bolivar y Washington fue solo un preambulo. El fmln nos trata de vender un espejismo “social” cuando lo que pretenden es apoderarse y abolir el Estado de Derecho y ellos seguir con politicas capitalistas en funcion de sus intereses con ALBA negocios.

  4. juan antonio rodriguez says:

    no voten por cara de muñeco precolombino mejor votemos por tacuazin peinado

  5. mjarguello says:

    Han visto lo miserables que estan en el pais de Venezuela? por favor abran sus ojos, no seamos ignorantes, si el dictador poco pensante de chavez……. undio el pais y ahora no tienen nisiquiera una miserable bolsa de azucar, o granos basicos…. por que los analfabetos de ese pais que gobiernan no dejan crecer las oportunidades…. que va a ser de el salvador si dejamos que vengan denuevo los izquierdistas del fmln…. Votemos por Arena quierase o no es la unica opcion tranquila para el pais, a mas no haber……..

    no me vengan con cuentos de el bienestar del fmln para el pais…. que yo si soy pensante, estudiado, analilzo las realidades mundiales y locales, por ende elijo las mejores opciones.

    Si bien es Cierto…. gane quien gane depende de mi progresar y salir adelante por medio de mi experiencia y mi autoVenta a las empresas , el gobierno regente no me va a dar de comer…. si lo vemos en linea recta, al contrario solo genera problemas a los ciudadanos que queremos salir adelante, pero con los impuestos, y mala administracion de los ministerios gubernamentales que no hacen nada, mas que dar paso lento a la progresividad social.

    Elecciones 2014…………… piensen al votar……

  6. Carlos R. Jovel A, M.D. says:

    De acuerdo con Juan Antonio Rodriguez….

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

Carlos Jovel Munguia

Carlos Jovel Munguia

Salvadoreño por nacimiento. Esposo, padre de tres (una en camino). Disfruto el café, la cerveza, la comida y contarle las maravillosas historias de Cachanflín, Cuchuflina y Horchatilla a mis hijos. Rebelde empedernido que esconde sus rasgos de nerd. Adicto a la libertad y responsable de sus consecuencias. Alguna vez hice deporte; le voy al Alianza y a través de un hijo adopté a Colo Colo; todavía guardo amarguras -y esperanza- con mi selección de fútbol. Inmigrante que sueña con un El Salvador libre y sin pobres. Aprendiz de economía y negocios (ESEN), dirección de empresas (Georgetown University), políticas públicas (University of Chicago) y tecnología.

View Full Profile →

%d bloggers like this: